Sobre las bases de la vida comunitaria


DSC02106Los pueblos de Morelos, desde hace cientos de años tenemos prácticas características de organización comunitaria, formas de vida tradicionales que han trascendido al paso de los años y a los continuos abusos, opresiones y saqueos de los que hemos sido objeto.

Sin embargo, han sido precisamente dichas características de la vida comunitaria las que nos han permitido mantener la cohesión como lo que somos, pueblos originarios con características que nos definen y nos caracterizan en nuestra diferencia, con aspectos específicos unos con otros, ya que no siempre provenimos de una misma raíz, y es justamente esa gran diversidad étnica lo que enriquece nuestras culturas.

En su libro, Magonismo y vida comunal, Benjamín Maldonado al analizar la propuesta libertaria de Ricardo Flores Magón, encuentra en ella “la comunalidad” como la columna vertebral del ser indio, la cual está compuesta de 4 elementos principales:

  1. El territorio comunal: Se refiere al uso y defensa del espacio colectivo, es decir, aquello que nos pertenece a todos, como los montes, campos, ríos, cerros, lagos y demás elementos del territorio de disfrute común que defendemos de la misma forma contra invasiones o destrucción.

  2. El trabajo comunal: El apoyo mutuo en comunidad más allá del ámbito familiar. Es decir, aquellos trabajos colectivos y voluntarios en beneficio de toda la comunidad, como las fatigas. Estos, tal cual son voluntarios, es decir, un trabajo sin remuneración particular, pero de suma importancia para la vida en comunidad.

  3. El poder comunal: Implica la participación en las asambleas y el desempeño de cargos cívicos que formen parte del sistema de gobierno autónomo comunitario.

  4. El disfrute comunal: La participación y el patrocinio de las fiestas de la comunidad.

“En la participación de hombres y mujeres en estos cuatro aspectos se manifiesta la pertenencia responsable a una colectividad y esa colectividad reconoce a los que se destacan en su servicio, generándoles prestigio. Para los indios no basta ser de la comunidad, es preciso ser comunidad y expresarlo”1.

Estas especificidades de nuestros pueblos es lo que ha generado una identidad y sentimiento de pertenencia que la mayoría de quienes vivimos en un pueblo originario conservamos. No hay elemento que no contribuya a tal configuración de la vida comunitaria, nuestra falta de participación en cualquiera de ellos, debilita el vínculo y los nudos de la comunalidad.

Por ello, hasta la fiesta resulta importante en la forma de vida comunitaria. No todo puede ser trabajo y obligación, si no hay disfrute de ese trabajo colectivo tampoco hay motivación.

¿Te identificas con algo de esta idea? ¿Se te ocurre algún otro elemento d ella vida comunitaria?

1 Maldonado, Benjamín. Magonismo y vida comunal, Oaxaca: DES – UESA CSEIIO, 2012, pp.26-27.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s