Recorrido al cerro de Atlacholoaya


El día 7 de agosto, se hizo un sencillo recorrido por el cerro pelón de Atlacholoaya desde la comunidad de Amador Salazar con estudiantes de la UAEM. En lo personal, tenía muchos años que no subía, y las cosas han cambiado mucho desde aquella perspectiva. El cerro está cada vez más agujerado y rebanado, y por otro lado, las inmobiliarias siguen devorándolo.

Es lamentable y la evidencia ahí está. Hay un gran contraste mirar desde allá arriba hacia nuestros pueblos y mirar hacia las unidades habitacionales. En el pueblo predomina el color verde, se aprecian como un bello e iluminado paisaje desde las alturas. Las unidades no tienen nada atractivo, paisajes totalmente descoloridos…

Habrá que recorrer todo lo que sea posible conocer de estos lugares, porque al igual que muchos otros, peligran en desaparecer. Una vez más me cuestiono, ¿Cuánto vamos a esperar para evitar que avancen?

 

Anuncios

Colorido atardecer desde los campos de Amador Salazar (San Miguel 30)


Mirar el cielo de la fotografía, cuántos colores.

Mirar el cielo de la fotografía, cuántos colores.

Mucha gente del pueblo, especialmente chavos suelen decir que nuestros pueblos son aburridos, que no hay nada bueno que hacer, que no hay atracciones; pero seguramente pocos se han tomado la molestia de mirar un atardecer, que es un bonito espectáculo, claro, siempre que las nubes no lo impidan. En la foto sólo hay una cosa que no me gusta, y me refiero a la unidad habitacional de Homex, que ha devastado el cerro de Atlacholoaya.

El contraste desde el campo “Los San Juanes”


Bueno, de algo tenían que servir esas peligrosas torres de la CFE que sostienen lineas eléctricas de alta tensión y que atraviesan nuestros campos. Sí, los campos porque atravesarlas por una zona urbanizada ha de ser peligroso.

Primero, un par de fotografías tomadas hacia el sur de Los San Juanes. Se aprecian bien algunas de las parcelas productivas de ese campo; un poco más abajo el campo el camarón, el fraile. Con un pequeño esfuerzo se pueden distinguir los pueblos, y al fondo, los cerros que nos rodean.

Por otro lado, la devastación. Las unidades habitacionales que han destruido nuestros campos y que tantos perjuicios han causado a los pueblos de los alrededores. Por cierto, esas torres que llevan cables de alta tensión, pasan mero en medio de “La provincia”, la unidad que construye Casas GEO en Los San juanes. También se alcanza a distinguir una de las unidades que ha devastado el cerro de Atlacholoaya, la dichosa Homex, en la que los habitantes tanto se han quejado por la falta de servicios básicos.

Bueno, sólo para hacer una comparación de paisajes. Creo que la diferencia es grande.